Blogia
MOLINOS DE VIENTO

* * LANCHAS EN LA BAHIA * *

 

.................... Abandonaron la subida clave y siguieron caminando. Allí donde llegaron había también mujeres  y hombres al interior de las casas. Entraron en una casa humilde, en ese momento como cinco mueres corrieron a abrazar y a besar al Rucio, este fue a saludar a una vieja que estaba allí sentada, esta era doña josefina, madre de las mujeres de allí, y luego para seguir disfrutando del trago, del baile y de las mujeres. Eugenio por otro lado estaba tranquilo y se le acerco una de las mujeres, esta era Yolanda, con la cual estuvo toda la noche, sabia que esta mujer era una prostituta pero el no las diferenciaba de las otras mujeres. Ya era tarde, Eugenio fue a dejar a su casa al Rucio y este luego volvió a la casa. Desde ese momento, visito con frecuencia a Yolanda, por la cual se sintió atraído y más tarde enamorado. Eugenio pensaba en lo que podía hacer ella cuando el no estaba en la casa, con quien podía estar, y eso lo inquietaba. Avergonzado

Boca sellada El Rucio se había convertido en el confidente y amigo de Eugenio, y este en una ocasión le contó que quería sacar a Yolanda de esa casa y llevársela con el. Una tarde en que Eugenio entro en la habitación de Yolanda se encontró que esta estaba con otro hombre, y que más encima este le traía regalos. Estaban conversando, Yolanda invito a Eugenio a sentarse junto a ella, pero este no quiso. Se quedo escuchando un rato la conversación y se fue enfurecido. Llego donde el Rucio y le contó lo sucedido, este lo miro extrañado, ya no era el jovencito que conoció una mañana a bordo del remolcador, lo veía mas grande, y lo abrazo. Eugenio le pidió que lo acompañara a la noche a la casa, quería arreglar este asunto. Al llegar habían tres hombres bailando al centro, entre esos estaba aquel hombre que había pillado con su mujer, el vaporino, entonces Eugenio le dijo que había algo que debían resolver los dos. Empezó la pelea, se golpearon, Eugenio dejo sangrando al vaporino, Yolanda gritaba, dos policías llegaron por los gritos de esta mujer y Eugenio fue detenido. Paso 60 días en la cárcel, en los cuales Yolanda fue dos veces a verlo y no dejaba de llorar, el Rucio y Alejandro también lo iban a ver llevándole ropa limpia, café, y azúcar. Al salir de la cárcel, se dirigió a la casa donde vivía Alejandro, y apareció una viejita, Doña Josefina, la cual le paso la llave de la casa, entro, miro, todo estaba igual a antes de irse, se lavo, se cambio de ropa y salio, se dirigió al muelle, pregunto por sus camaradas y le informaron que trabajaban para "El Imperial", pero llegaron en seguida, Eugenio les pregunto por Yolanda, y el Rucio le dijo que se había ido de aquella casa pero que no sabia para donde, entonces en ese momento, Eugenio se dio cuenta que realmente no estaba enamorado de ella y que no la quería. Chulo Burla

Inocente Le contaron también que se iban en el imperial a freír monos al guayaquil, y que al día siguiente zarpaban, así que lo invitaron a que se viniera con ellos, este acepto. Fueron a comer y a la salida el Rucio se despidió ya que estaba cansado y con sueño. Se reencontrarían al día siguiente. Eugenio y Alejandro tenían sueño también, y la cabeza pesada les caía sobre el pecho. Guiño

 

                                                                                                                

 

Andrea Saez

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Niikol -

esta bueno pero en una parte dise ke la señora de la casa de prostitucion era Josefina......... esa parte está mala porque doña josefina era la señora ke entgrego las llaves a Eugenio (mayordoma) en la casa de Alejandro cuando salio de la Carcel !!!..... y nosbra en dos partes a josefina =/... asike traten de arreglarlo AdiOoS!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres